¿Sientes un vacío al irse tu hijo de casa?

Actualizado: abr 23


Es normal que, al transitar este momento en tu vida, experimentes una sensación de vacío propia de la partida de casa de tu hijo. Pero no es solo por el espacio físico que deja, sino todo lo que en sí representa.


Para ti, dejas de ser el eje de la vida de tu hijo para cederle la batuta directamente a él, quien empezará a tomar y asumir su propia autoridad e independencia, lo que implica hacerse responsable de su propia vida.


Tránsito que por más que lo comprendas, solo al vivirlo podrás asimilar la experiencia. Y por más que otras personas te digan que hacer, tú y tu hijo, son únicos y hay que descubrir juntos, según sus necesidades, prioridades y su forma de ser, cuales son las mejores decisiones para su particular situación.


Del mismo modo es un reto propio. Pues al dejar de girar en torno a tu hijo, vas a volver a tener tiempo para ti misma. Puede ser, que por haber estado en la etapa de la crianza dejaste en pausa una o varias actividades que te gustaban en tu juventud y es ahora un excelente momento para retomar esa actividad para reavivar esos intereses y habilidades.



Lo interesante aquí es que este momento, aunque puede empezar algo caótico, si lo sabes encausar puedes hacer que sea maravilloso tanto para ti como para tu hijo, lograr un ganar/ganar es una forma de dar curso de una manera positiva a este momento coyuntural para sus vidas.


Amelia Benedetti.

Terapeuta en Biocomportamiento ®️

y Guía de proceso de transformación personal.




26 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo