¿Quieres aprender a "Hackear" tu realidad?

Actualizado: mar 12

En este artículo te dejo tres pasos para hacerlo efectivamente.

Somos seres gregarios, que necesitamos vivir en comunidad y por eso aprendemos de nuestras familias como adaptarnos a nuestro entorno. Esto significa que siempre estamos haciendo lo mejor que podemos, desde nuestra percepción de la realidad, desde lo que está en nuestro alcance para encajar en nuestra sociedad.


En este punto, es muy común que en un momento de tu vida te sientas como un impostor. Pues no reconoces tus habilidades y te cuesta ver tus propias capacidades como individuo, fuera del colectivo. Y te ves a ti mismo como un ser pequeño, frente a los potenciales y capacidades de los demás.


Ocasionando de esta manera, que dudes completamente de ti y como persona esto puede llegar a ser muy desmoralizador y agotador. Pues tú mismo dudas de tus propias acciones y te alejas de tu sentir de cara al mundo, incluso de ti misma. Te avergüenzas de mostrarte tal y como eres, por tener pena del que dirán y ser rechazada por tus seres queridos y/o los demás.



Pero lo interesante de todo esto, es que esta es una historia que te estás contando solo tu; está sucediendo en tu mente. No tienes más soporte que tu propio miedo y percepción de la situación y ni siquiera haz validado este sentir con otras personas. Por esta interpretación de la realidad, reaccionas temerosa y te sientes en soledad, insuficiente e incapaz, en consecuencia, te cierras más en ti misma.


Así, esta es una realidad que no está pasando en realidad, que consideras real porque para tu mente lo es. Y esto te lleva a experimentar sensaciones físicas en tu cuerpo, asociadas a acontecimientos que validan esta realidad, pues lo que crees es lo que crea tu realidad.


Lo importante aquí es, que mientras le des el control a esta voz interior, sentirás vergüenza, culpa, miedo y duda procedente de la historia que te estás contando para agradar a los demás. Si esto es así, solo podrás prestar atención a los pensamientos nocivos, ya que, aunque tengas pensamientos afables o alguien te diga algo favorable esa voz te va a hacer dudar de sus buenas intenciones. Pues desde este lugar donde te cierras a recibir, nada bueno logra traspasar esa barrera que has creado en tu mente.



Entonces para poder afrontar esto, lo primero que te recomiendo hacer es identificar que estos pensamientos van a aparecer cuando tienes nuevos desafíos para salir de la tan nombrada “zona de confort”. Ya que es precisamente cuando quieres avanzar o iniciar algo nuevo, debes aprender a detectar cuales son los pensamientos que surgen en ti, para frenar o detener tu avance.


Lo segundo es abrirte a disfrutar las experiencias a través de la prueba y el error de cada paso que das. Por pequeño que sea hay que celebrar los logros. Tu mente así va a tener argumentos válidos para desmontar la voz que te está saboteando. Reconocer que ella existe y que está en ti, te va a habilitar para utilizar esos nuevos argumentos poderosos a tu favor.


Lo tercero es que al saber que existe esta voz, puedes determinar el grado de autoridad o de poder que le estas otorgando. Nadie más que tú va a poder lidiar con esta voz, así que eres tú quien tiene que retomar la soberanía de tu mente, y quitarle fuerza a la voz saboteadora para empoderar a la real, que es la voz de tu alma que se concreta con acciones reales, validadas por los acontecimientos vividos y tus sentimientos.


Al seguir estos tres pasos te acercas a recuperar la autenticidad de tu ser, retomar tu poder interior, poder darte el valor y honrarte como ser humano además dejar tu aporte y legado a la sociedad a la que perteneces.

18 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo